31 de marzo, 2022

Presentación

Estilo Duche

Fierro Studio lanza una nuevo espacio de creación para el dibujo animado, la historieta animada, la serie animada, el sketch en movimiento o como el lector quiera llamarlo. No nos importan las etiquetas, sino los resultados. Pasen y conozcan el trabajo del talentoso Daniel Duche. 

compartir
Estilo Duche

Fierro Studio es otra apuesta de Fierro, y van. Otra manera de comunicarnos y ofrecer espacios y alternativas para crear libremente sin condicionamientos y siempre de espaldas a las métricas y los algoritmos. Elegimos arrancar este experimento al talentoso Daniel Duche, creador de la productora Puño Robot, quien creó en exclusivo para Fierro Vigía Planetario, una serie animada de cinco capítulos que se emitirán cada primer viernes del mes. Detrás de Ducche, y en fila, hay más creadores que esperan sumarse a este nuevo espacio. Ya los iremos anunciando por nuestros canales de comunicación.

Pero hoy las luces son para Daniel, considerado uno de los nuevos talentos de la animación nacional. Duche dirige desde hace años proyectos en estudios con alcance internacional, y realizó piezas para Cartoon Network, Disney, Nike, Mtv, Magnum, entre otros. Desde su estudio Puño Robot hace cortos, videoclips, créditos de películas y demás contenidos con una fuerte impronta personal. Hizo desde éxito como el video clip "Todavía te quiero" para Thalía (con mas de 45 millones de vistas en youtube) como otras obras puramente experimentales y con las que ha participado en numerosos festivales donde recibió menciones y premios. Duche, dentro del sindicato de cine SICA APMA, cubre el rol de delegado de la rama animación y es docente en Casa Acme del taller de animación tradicional. Lo que dice, un tipo que sabe del oficio.

No dejes de ver las obras de Duche ingresando a su canal de Youtube.

Un breve cuestionario:

-¿Cuál es el origen del Vigía Planetario?

-El origen del Vigía Planetario es desconocido, como su identidad. Sabemos que de niño tuvo unos padres descuidados y un accidente doméstico con la electricidad le dio poderes. Y que le gusta el mate, las empanadas y defender a los pueblos de la galaxia.

-¿Este personaje, cuánto tiene de otros personajes tuyos?

-Tiene mucho en cuanto a lo físico, pero muy poco en cuanto a la personalidad. Creo que es mi primer personaje altruista y que sinceramente se preocupa por el otro. Mis otros personajes son todos egoístas, ambiciosos o directamente delincuentes.

-¿Cuál es son los desafíos que te propone en tanto narración animada este proyecto?

-Creo que el principal desafío es que se entienda lo que pasa. Al ser una serie de cortos mudos, ningún personaje se detiene a explicar lo que está pasando y es mucho lo que puede quedar a la interpretación del que lo ve. Por otro lado, creo que esta misma característica hace que cada capítulo sea más directo y concreto. 

-¿Por qué caminos llegas a la animación? Por la historieta, la publicidad, la ilustración...

-Llegué a interesarme por el dibujo y la animación por la lectura de historietas y por los dibujitos animados. Siempre dibujé de chico y después de estudiar en talleres y un profesorado de arte, me metí a laburar para estudios haciendo películas, series y publicidad. Después se sumaron cosas más personales, empecé a hacer mis cortos, me llamaron para dirigir videoclips y minutos en películas, y acá estamos.

-¿Qué evaluación hacés de la actual animación argentina? ¿Cuáles son, para vos, los nuevos caminos que debería transitar?

-Es difícil responder esas cuestiones. Hoy en día no sé si hay algo que una pueda ver e identificar cómo "animación argentina". Creo que la industria de la animación nacional está en un excelente nivel técnico, con muchísima gente muy talentosa pero que trabaja toda para el mercado externo. Digamos, es la mejor manera de pagar el alquiler. Pero no tenemos casi ninguna parte de la industria que produzca con miras al mercado interno, ni siquiera al latinoamericano. Casi no se producen películas animadas actualmente, cuando en años pasados, habíamos alcanzado cuatro estrenos por año. Sería bueno poder recuperar el mercado local, llegar a nuestra gente y a partir de ahí  desarrollar un estilo propio que es lo que nos va a dar una identidad. Fierro Studio, es un buen principio como plataforma para mostrar en qué anda la animación de acá.

 

 

Te puede interesar