11 de agosto, 2021

Editorial

¿Cómo hacerse de Undiego?

¿Cómo hacerse de Undiego?

Un diego es Undiego. Y muchas cosas más y todas juntas. Nunca Undiego es pocas cosas juntas, y no tiene comparación con ninguna otra cosa.

Undiego es una cifra imposible de descifrar, de medir, de alcanzar o superar, es un valor universalmente único.

Con Undiego se invita a los amigos a brindar, se ayuda a los necesitados a necesitar menos y se le cierra la boca a los usureros.

Con Undiego todo se tranquiliza, los problemas de uno y los problemas del otro, porque Undiego se puede dividir en muchos undiegos que arreglan los problemas de muchos.

Undiego no se consigue con suerte, no se obtiene con mentiras, y no se roba: Undiego desaparece en las manos de quien o quienes no lo merecen.

Undiego se consigue con trabajo, con constancia, con esfuerzo, con convencimiento y solidaridad. Nadie te regala Undiego, y si alguien lo hace, ¡Desconfiad amigo! Los falsos profetas viven en todos los bancos.

Undiego no se imprime, se dibuja.  

Undiego no tiene vuelto.

Todas las cosas hermosas del mundo cuestan Undiego: un vaso de vino, un dibujo ocasional, una palabra escrita, el regalo de una fruta, un nuevo ladrillo en la pared, un plato de sopa, un atardecer y una revista de historietas.

Undiego es la fuerza fuerte de todas las fuerzas, diría el alquimista, el oro de todos los misterios, el fervor necesario de toda existencia.

Hoy nos ganamos Undiego. Todos. Diez meses de laburo. De este lado de la pantalla y de ese otro lado. Diez meses de laburo para el que escribe y para el que lee, para el que dibuja y para el que admira. Sirva, señor mozo, Undiego para los presentes.

Todos los que hacemos esta revista, todos los que la acompañan, sostienen, todos los que pasaron por ella y los que pronto llegarán, tienen hoy su Undiego. Hay para todos, menos para los que rompen códigos, para esos nada.

Este billete, creación de Emiliano Raspante, tiene, además, el valor de una entrada al mes décimo de Fierro que, a diferencia de los anteriores, lleva como emblema el homenaje a 10 años de la muerte del querido Francisco Solano López. Por él, por nosotros y por ustedes, hemos hecho un laburo (obra de J. C. Quattordio) para revivir, durante varios videos que subiremos a lo largo de esta edición mensual, una charla fechada en 2008 en su depto del barrio del Abasto sobre técnica, nada de anécdotas, un recorrido técnico historieta por historieta, donde Solano da cuenta de su paso del pincel al rottring y de la copia obsesiva de Campani a la de Durero. Un laburo para ver y escuchar.

Además llega una nueva serie: “Antología negra” de Iñaki Echeverría que, aprovechando su gran momento creativo, decidió desenfundar ocho historias basadas en grandes relatos de autores argentinos ligados a la narrativa policial, que conoceremos mensualmente. Como no podíamos esperar para leer, releer y ver su “Versión de un relato de Hammet”, le pedimos inaugurar la serie con ese inolvidable cuento de nuestro compañero, amigo y admirado Juan Sasturain, gran artífice de este espacio de creación y exploración que llamamos Revista Fierro. Undiego, el primero de todos es, claro, para Juan.

Y como cierre, para no seguir sacando credenciales, este mes llega con premio porque FIERRO viajará a través del cable inalámbrico subterráneo a la ciudad de Roma donde se realizará una exposición de varios de los trabajos que salieron en esta etapa web, para luego, ser parte del reconocido festival de Lucca.

Es decir, para no aburrir, un mes inolvidable.

Ilustración: Emiliano Raspante.

Lautaro Ortiz

Lautaro Ortiz

Es poeta, periodista, y guionista. Trabajó con los dibujantes Juan Soto, Pablo Túnica, Lucas Nine e Ignacio Minaverry. Es director de Fierro.

Te puede interesar