02 de febrero, 2021

Revisitas

Noticias de una redacción / parte 2

La serie de Oski siguió hasta el final del vespertino, cuando en agosto de 1974, en la edición 266, Isabel Perón decretó su cierre. Durante los meses que duró la publicación, el dibujante compartió espacio con Pancho, Napoleón, Tabaré Blankito, Jaguar, Néstor, Ziraldo, Alberto Cognigni y Gustavo Trigo en dupla con el guionista Héctor Germán Oesterheld.

Noticias de una redacción / parte 2

El diario Noticias –donde Oski publicó su «Créase o no del sudor (ajeno)» se publicó entre el 20 de noviembre de 1973 y el 27 de agosto de 1974. Aunque nunca fue confirmado oficialmente, siempre fue un secreto a voces que el matutino pertenecía a la organización revolucionaria peronista Montoneros. En algunos períodos, a lo largo de esos ocho meses, el vespertino coincidió con otras publicaciones partidarias, como El descamisado; El peronista lucha por la Liberación (ambos prohibidos por el gobierno de Juan Perón en abril de 1974) y La Causa peronista, continuada por Evita Montonera luego del paso a la clandestinidad.

«Frente a los decretos de clausura de cada uno de los semanarios abrió otro que, bajo un nombre distinto reprodujo el proyecto editorial y la dinámica de redacción de su precedente, tal como señala Daniela Slipak en Las revistas montoneras.

Primer número del 19 de noviembre de 1973.

En general, estas publicaciones –así como el diario– nacieron de modo legal, bajo la premisa de que no se podía construir proyectos de poder sin medios de prensa. Pero a diferencia de ellas, el matutino no tenía por objetivo reforzar internamente el mensaje militante, o debatir diferencias que existían entre diferentes facciones, o determinar las acciones a seguir.

Más que persuadir y argumentar, Noticias quería informar y competir en los kioscos con la prensa comercial. De hecho, los modelos no fueron tomados de las publicaciones militantes sino de dos diarios dirigidos al público general, de destacada presencia por entonces y de perfiles notoriamente diferenciados: aspiraban a la masividad de Crónica y la capacidad interpretativa de La Opinión para lograr «Un diario popular y peronista», según sostiene Gabriela Esquivada en El diario Noticias. Los montoneros en la prensa argentina.

El matutito se publicitaba a sí mismo como «el primer diario argentino al que le interesa más Tucumán que Roma, Lima que Washington, y Argel que París». Si bien el tratamiento de la información tenía más profundidad que el requerido por Crónica, a veces se valía de un lenguaje similar en busca de su objetivo de acercarse a nuevos lectores. En ese mismo sentido, jugaba la presencia de secciones como la dedicada al fútbol –pilar fundamental en la popularidad de los diarios–, a las carreras, a los horóscopos, las recetas de cocina, los entretenimientos y, por supuesto, la página de historietas y humor en las que inicialmente fueron incluidas las entregas Oski, hasta que –quizás haciendo más énfasis en su contenido ideológico que en el humorístico y salvo alguna excepción–  los cuadros fueron trasladados a las páginas de información política, gremial, económica y universitaria. 

Dirigido por Miguel Bonasso integraron el diario los escritores y periodistas Juan Gelman, Rodolfo Walsh, Horacio Verbistsky, Francisco Urondo y Noberto Habegger, entre otros, así como los fotógrafos Eduardo Grossman, Tito La Penna, Hugo Kovensky y César Cichero, a cargo de Carlos Bosch. La coordinación de Diseño y Fotografía fue responsabilidad de Oscar Smoje y el encargado de producción  era Aram Rubén Aharonián.

Entre los dibujantes firmaban, además de Oski, Pancho, Napoleón, Tabaré Blankito, Jaguar, Néstor, Ziraldo, Alberto Cognigni y Gustavo Trigo en dupla con el guionista Héctor Germán Oesterheld, que utilizaba el seudónimo de Francisco G Vázquez.

Última edición del 27 de agosto de 1974.

El objetivo de Noticias era transmitir datos con las herramientas propias de los medios masivos pero al servicio del contenido ideológico preciso que incluía, o bien una interpretación diferente de los acontecimientos, o bien la cobertura de sucesos ignorados por otras publicaciones. Resultó un equilibrio inestable.

La redacción estaba atravesada de forma constante por la tensión entre el abordaje periodístico e informativo y las líneas ideológicas de la dirigencia montonera. De todos modos consiguió, según Esquivada, demostrar que se podía «hacer buen periodismo aun representando un ideario político explícito».

Ajeno a este tironeo interno y con un objetivo narrativo y gráfico propio –aunque coincidente con las denuncias de las injusticias del sistema, sostenida por del diario–, Oski sumó sus trabajos a Noticias en febrero de 1974, unos diez días antes de las elecciones que consagraron la fórmula Cámpora-Solano Lima. Con su presencia en las páginas fue testigo involuntario de la vertiginosidad de los hechos que se sucedieron desde entonces: la primavera camporista; la asunción de Perón a su tercera presidencia; la muerte del líder, la designación de Isabelita como primera mandataria, los enfrentamientos internos entre diferentes facciones del peronismo; el crecimiento del accionar guerrillero; el recrudecimiento de la violencia estatal y para estatal… A través del decreto Nº 630 publicado en el Boletín Oficial, el gobierno de Isabel Perón comunicó la clausura de Noticias: la prohibición de la redacción, impresión, distribución y circulación de la publicación. En la entrega Nº 266 del diario, que terminó por ser la final, también estaba, claro, Oski.

Leer «Créase o no del sudor (ajeno)» de la serie Noticias de Oski, entrar aquí

 

Para comentar este artículo debes estar suscripto a la revista FIERRO

Suscribirme
Judith Gociol

Judith Gociol

Periodista, investigadora, editora y curadora.

Te puede interesar