Un amor sin raíces

Una invasión de berenjenas espaciales. Un cariño que proviene de las estrellas. Pero el afecto debe alimentarse para que perdure y, a veces, hasta canibalizarse...

Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir

Para comentar este artículo debes estar suscripto a la revista FIERRO

Suscribirme