Ciudades condenadas/5

John Ferdigan fue hecho prisionero. Sin embargo, el genio del átomo se las ingenia para planificar un escape. Un barrote de cama, un poco de petróleo de una lámpara y algo de fuego ¿serán suficientes para que consiga abrirse paso hacia la libertad?

Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir
Imagen
Imagen
Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir

Para comentar este artículo debes estar suscripto a la revista FIERRO

Suscribirme

CAPÍTULOS