Esos locos bajitos

Durante un partido de fútbol entre amigos, la pelota se va a la casa de doña Chola. Tito, culpable de la burrada, tiene que cruzar el paredón para buscarla. En el jardín descubrirá si tiene o no el temple necesario para enfrentar a los seres que lo pueblan.

Comprar Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Comprar Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir

Para comentar este artículo debes estar suscripto a la revista FIERRO

Suscribirme