Clase pasiva

Una patota se ensaña contra un frágil anciano que alimenta palomas en una plaza. Poco tiempo después, los malvivientes reciben su merecido. El misterioso asesino firma con una pluma.

Comprar Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Comprar Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir

Para comentar este artículo debes estar suscripto a la revista FIERRO

Suscribirme

CAPÍTULOS